José Sardon

En esta nueva entrega de “Hecho en La Liga” repasamos la historia del treslomense José Sardón, quien tuvo hasta hoy una carrera muy cambiante y que actualmente lo tiene jugando en la segunda división del fútbol uruguayo.

José nació el 5 de enero de 1989 en Tres Lomas, lugar donde dio sus primeros pasos como futbolista en Atlético Argentino, Club cuyo estadio lleva el nombre de su abuelo, demostrando la gran relación sentimental que existe entre su familia y la institución.

Volante ofensivo con mucho gol y una muy buena técnica, así se dejaba ver en sus inicios en las inferiores del equipo “tocinero”, jugando en una categoría “89” que le dio muchas alegrías a la institución, momentos que recuerda de muy buena manera; “Recuerdo siempre a Nelson (Alzogaray) y a Beto (Borges), unos fenómenos, aprendí mucho con ellos, como así también de mis compañeros. Me vienen muchos recuerdos a la memoria, como el del Pre Mundialito con la 89, que fue muy lindo, porque fue el último torneo que jugué con la camiseta de Argentino. También un torneo de la Liga que perdimos con Ferro de Trenque Lauquen, donde empatamos 0-0 y yo erro un penal”.

“Hice muchos amigos en las inferiores de Argentino, cosa que en el fútbol profesional me ha costado bastante. Eso de viajar a jugar torneos y acompañar las categorías más grandes era algo muy lindo. Ojalá no se pierda y le sigan dando importancia al fútbol infantil, porque contiene y enseña mucho”.

Fue entre el año 2000 y 2001 que José dejó Tres Lomas y dio el gran salto al fútbol de AFA, comenzando así a meterse de a poco en el fútbol profesional. “En el 2000, Rodolfo Della Pica nos consigue una prueba en River, a Alexis Fraile, Diego Torres, Guillermo Monfiglio y a mí. Allí, River me ofreció ficharme, y por considerar que era muy chico (11 años), me daban a jugar en Argentino hasta los 15. Yo le dije a mi papá que no quería eso. En los días siguientes voy de visita a La Plata, donde además de visitar tíos y primos, visito a Enzo Pelosi, a quien acompaño a un entrenamiento en Estudiantes de La Plata. Su entrenador me deja entrenar con ellos ese día y me consigue en los días siguientes una prueba. El día de la prueba tuve la suerte de hacer un buen papel y que me notificaran que iba a seguir en el club, donde estuve hasta el año 2009”.

En cuanto a su posición dentro de la cancha, José, con una muy buena visión sobre el juego afirma; “Mi posición es la tradicional del número “10”, con libertad de movimientos y tratando siempre de estar en contacto con la pelota. Pero desde chico me ha tocado jugar mayoritariamente de volante central. En Estudiantes volví a jugar de enganche, hasta que me empezaron a pedir que corriera para marcar más que para jugar. Yo soy de pensar que el número 10 tiene que estar en movimiento todo el partido para encontrar los lugares en donde puede recibir mejor, los lugares por donde puede hacerle más daño al contrario, entonces, si encima le pedimos que corra para marcar todo el partido es imposible que pueda quitar la pelota y, a la vez, estar ubicado en los espacios que deja el otro equipo. En fin, cuando me empezaron a pedir más en la marca que en el juego, pedí jugar de “cinco”, porque creía que podía tener más la pelota, iba a correr menos y la iba a recibir más libre, con más aire, entonces podía jugar, que es lo que más me gusta”.

No todo fue bueno en sus primeros años como futbolista profesional, ya que le surgieron inconvenientes físicos que casi lo hacen dejar la actividad para siempre; “Estuve mucho tiempo con una lesión en la espalda, una fisura en una vértebra, algo de lo que me enteré después, porque en Estudiantes no me supieron decir que tenía. Era un dolor espantoso, con el que jugué durante un semestre entero. Me hacían unas tomas quiroprácticas en la semana, me daban inyecciones los viernes, y así jugaba. Después estaba tirado en la cama todo el día. Sufría mucho”.

“Fue por esta lesión que decido dejar momentáneamente el fútbol. Lo iba a dejar definitivamente, porque varios médicos decían que operarme era la solución, y yo no tenía intención de tener una operación de columna a los 18 años. Pero, dos años más tarde, tuve la suerte de ponerme en contacto con un Doctor que me dijo que podía resolver el asunto sin operarme. Así fue, y al poco tiempo de tratarme con él, volví a jugar”.

Sin embargo, tras la fuerte lesión en la espalda, el treslomense volvió a la actividad y empezó su paso por diferentes clubes del país y de afuera; “En el 2010, tras la insistencia de Enzo Pelosi para que vuelva a jugar, comienzo de a poco a jugar al fútbol 5, para empezar a moverme. Después vuelvo a jugar fútbol en cancha de once, en los torneos de fútbol amateur que se hacen en La Plata, y en Diciembre, voy a entrenar al predio de su representante, dónde se preparaban sus jugadores para jugar el Federal C. Estuve unos pocos días ese año, porque venían las fiestas, así que retomé en Febrero de 2011. En Marzo, vinieron de distintos clubes de Turquía a ver jugadores, y tuve la suerte de que, en Julio de ese año, me llegara la noticia de que me habían visto jugar y me querían, fue así que firmé mi primer contrato profesional en Turquía, en el Ankaraspor por cuatro años y medio. Todo eso después de dejar el fútbol por un par de años, fue algo no muy normal”.

“En 2013, firmé la rescisión por una deuda que el club tenía conmigo, y por diferencias con el dueño del club.
Después de idas y vueltas con la habilitación, que me negaba el club de Turquía, volví a Argentina a Alvarado de Mar del Plata en el año 2014, donde jugué poco por una pubalgia que me terminé curando en La Plata, ya que en Mar del Plata no pude resolverla”.

“En Enero de 2015, cuando se me terminó el vínculo con Alvarado, vuelvo a viajar a Turquía. Pero el llamado del club (Malatyaspor) se da sobre el cierre del libro de pases, y desde el gobierno no llegaban a darme la residencia antes del cierre. Así que, si no lo resolvía, me iba a quedar sin jugar otros seis meses. Durante mi estadía allá, me llama un representante y me ofrece ir a Uruguay para no estar parado, teniendo en cuenta que venía de la pubalgia. Entonces en Marzo firmo con el Club Canadian, donde actualmente estoy jugando. Creo que me estoy “refundando” en el fútbol. Volví a jugar de 10, y estoy recuperando cosas que la posición de volante central me había obligado a dejar de lado”.

José Sardon
José Sardon

Como lo menciona cada uno de los destacados en esta sección, la familia siempre es muy importante para la carreara del futbolista. “Mi familia es demasiado importante en todo esto, y en cualquier ámbito de la vida. Sin ellos no sé qué hubiera pasado. No me puedo pensar sin mi familia. Tengo la suerte de que a mi viejo le gusta el fútbol y que mi vieja, en silencio, me acompaña siempre, y sufre también, al igual que mi hermana que me acompaña y me extraña cuando no estoy. Me han dejado decidir tranquilo, eso es súper importante para mí, nunca me condicionaron”.

En cuanto a su relación con Tres Lomas y el fútbol de nuestra liga, José nos comenta; “No voy muy seguido a Tres Lomas, solamente en las vacaciones, en la semana de las fiestas que es cuando tengo libre. Mi familia está en La Plata, por lo que también voy seguido ahí. Del pueblo se extraña jugar a la pelota en cualquier baldío, a cualquier hora, con cualquiera que tuviese una pelota, ese es un muy lindo recuerdo que me quedará para siempre”.

“A Argentino lo veo muy bien, sé que está creciendo mucho y que este es un año muy importante porque es el 80º aniversario. En cuanto a lo futbolístico, tuvo un torneo raro que no puedo ganar. Tiene muy buenos jugadores. Guille Monfiglio, por ejemplo, es uno de ellos, que cuando éramos chicos me encantaba verlo jugar, porque me enseñaba; al “Pollo”, que desde que me fui de Argentino, no tuve un compañeros con más técnica que él. Ojalá pueda seguir jugando como profesional, pero sino, que siga en el club, si quiere, y que lo dejen tranquilo, porque cuando se ponga bien físicamente los va a ayudar mucho más todavía. Y tienen a Alexis, que, con el respeto que se merecen todos, me parece el mejor de la liga, por lejos. Parece fácil hacer goles para él. También tenemos un gran entrenador. Más allá del cariño que le tengo, las veces que hablamos de fútbol con Raúl me voy aprendiendo. Y tiene un presidente con un corazón enorme, que siempre va a hacer las cosas de la mejor manera. Yo le tengo un aprecio particular. A mí y a mi familia nos ayudó mucho, verdaderamente”.

“Siempre le pregunto a mi viejo por los partidos, los jugadores que llegan, los que se van, qué le parece tal o cual jugador. Sabe mucho de fútbol mi viejo y me dice siempre que es difícil jugar ahí. Con Enzo escuchamos todos los partidos. Esperemos que este torneo Argentino lo pueda ganar”.

“Me gustaría volver y jugar de nuevo en Argentino. Que Nelson y Beto me vuelvan a dirigir sería un sueño. Jugar con Diego, con Alexis, con Guille. Te diría que tener a mi viejo de presidente, pero mi vieja se va a enojar con los dos, así que ojalá siga el presidente que está. Veré si tengo esa suerte”.

Actualmente, José está radicado en Uruguay y jugando en el Club Canadian de la segunda división del fútbol uruguayo. “Entreno todos los días. A la mañana en el club y a la tarde con Enzo. Siempre me costó entrenar sin la pelota, y este año me propuse tomarme más en serio el asunto. Después leo, hago música, miramos alguna serie. Tengo varias actividades para mí mismo”.

“Mi carrera es rara. Cuando llegué a Turquía me sentía muy bien. Espero que este semestre sea el mejor. Me estoy preparando por primera vez solamente para eso. Quiero ver hasta dónde puedo llegar. Ver si me da para jugar de nuevo en Europa, de la manera que yo lo siento, por varios años más”.

Para finalizar, José deja un mensaje a los chicos que hoy son parte de las divisiones inferiores de nuestra liga: “Jugar a la pelota es una maravilla, yo disfruto mucho cada vez que juego, es lo que más me gusta. Ojalá ellos lo disfruten también, jugando en la liga o donde sea. Ser profesional es difícil, pero ojalá no se olviden, si les toca ser profesionales, que es un juego. Si lo pasan bien seguramente les resulte más fácil todo”.