Juan Pedro Mugabure

En esta nueva entrega de “Hecho en La Liga” conoceremos la carrera de Juan Pedro Mugabure, nacido en Santa Rosa pero con mucha pertenencia a las localidades de Maza y Quenumá.

Juan nació en Santa Rosa, el 20 de febrero de 1985, pero atravesó gran parte de su infancia en Villa Maza y en Quneumá. De chico, en Maza, donde dio sus primeros pasos como futbolista, jugó primero de mediocampista central y luego en Quenumá jugó como defensor. Pero tras su llegada a Buenos Aires, siempre se desempeñó como delantero o como volante ofensivo, los puestos que más alegrías le dieron y donde pudo mostrar su mejor potencial.

En 1999, con 14 años, se fue a probar a Ferro de Buenos Aires y ya no volvió. Hizo inferiores en Ferro hasta el 2003, año en que logró debutar en la primera división y ser parte del ascenso de su equipo a la B Nacional.
Tras esa temporada, se fue a jugar a Argentino de Quilmes, volviendo nuevamente a Ferro al año siguiente para jugar por dos años consecutivos.
Luego, estuvo seis meses jugando en El Porvenir, y de allí se fue a Paraguay, a jugar en el Club Nacional.
Tras su paso por Paraguay, regresó nuevamente a Ferro hasta finalizar su contrato con la institución, partiendo nuevamente fuera del país, esta vez para jugar en México, en el Atlante B y en Dorados de Sinaloa.
Ya en 2011, luego de estar seis meses parado, llegó al Club Villa Mitre de Bahía Banca, donde jugó solamente un año, ya que después se fue a Italia, donde no pudo jugar por no poder obtener la ciudadanía.
En 2013 regresó nuevamente a Villa Mitre, donde se encuentra jugando actualmente, teniendo en el medio un pequeño paso por nuestra liga en Atlético Quenumaza, jugando de marzo a mayo del año 2015.

Juan Pedro Mugabure

“Mi mejor momento futbolístico sin dudas fueron las dos temporadas de 2004 a 2006, en Ferro. Donde pude jugar casi todos los partidos y a su vez el placer de haber tenido compañeros los cuales llegaron todos muy lejos. Y también el primer año en Dorados de México donde pude jugar muchos minutos y convertir varios goles. Después he vivido momentos lindos sin dudas en Villa Mitre, donde me tocó formar mi familia, me case, tuve a mi hijo y logramos un ascenso. Estoy gradecido a cada momento que me tocó vivir en el fútbol”, remarcó Juan Pedro sobre sus mejores momentos en los distintos clubes por los que pasó.

Toda esta carrera agitada, que lo llevó por muchos lugares de Argentina y del mundo, lo privó de muchas cosas y le permitió valorar mucho a sus amigos y su familia; “Sin dudas lo que más se extraña del pueblo son los amigos y la familia, que son parte fundamental de la vida. La familia fue fundamental desde un primer momento apoyando el sueño de jugar al fútbol profesional, mi vieja siempre luchando porque estudie y mi viejo un apasionado del fútbol. Siempre los tuve muy cerca siguiendo cada paso, tanto mis padres como a mis hermanas. Hoy ya no tengo a dos integrantes de la familia pero son ellos los que me dan fuerzas para seguir intentando cumplir sueños. Hoy en día viajamos cada vez que podemos con mi señora y mi hijo de 6 meses.”

Hoy, la rutina diaria de Juan Pedro en la ciudad de Bahía Blanca es la siguiente; “La semana normal de torneo se entrena por la tarde y dependiendo de cuando sea el partido nos dan el día posterior libre. Además de cuidar a mi hijo Atilio por las mañanas, tengo un reparto de lácteos lo cual es algo que ayuda y que ayudará pensando en el futuro para cuándo deje de jugar”.

“Mi objetivo para la próxima temporada es poder ayudar a Villa Mitre a escalar un poco más ya que este último torneo quedamos en cuartos de final para el ascenso a nacional B. En dos semanas arrancamos la pretemporada, se renuevan las ilusiones. Esperemos armar un equipo competitivo como para pelear, se hace difícil ya que hay otras instituciones de la categoría que cuentan con presupuestos altísimos”.

Juan Pedro Mugabure

Juan no se olvida de su paso futbolístico por Maza, y se muestra muy contento por el progreso que atraviesa el club; “Tengo que felicitar la gente que maneja al Club, ya que en pocos años han logrado poner a la institución de pie después de casi dos décadas abandonado. Veo muchísimo trabajo de gente que ama los colores, por lo que doy gracias a todos sus integrantes. Está en crecimiento continuo, y eso me pone muy contento porque es lo que el pueblo necesita para los chicos”.

En relación a la actualidad futbolística de Atlético Quenumaza, Mugabure nos cuenta que; “Trato de seguir siempre a La Liga, miro semana a semana los resultados y estadísticas. Obviamente siempre leo todo lo relacionando a Quenumaza y cuando me acuerdo escucho el informe deportivo del club. Hay muy buenos jugadores en la liga, eso ayuda a potenciar el nivel”.

“Me encantaría volver a jugar a Quenumaza, el sueño de salir campeón con Maza siempre va a estar intacto. Poder jugar en mi pueblo y con amigos no tiene precio y salir campeón sería algo inolvidable. Pero es algo difícil, porque mientras viva con mi familia en Bahía Blanca las distancia van a dificultar un poco las cosas”.

Para finalizar, Juan Pedro Mugabure deja un mensaje para los chicos que hoy juegan en divisiones inferiores; “La etapa de inferiores es una de las más lindas, te enseña a compartir tanto con compañeros como con rivales, es algo que educa constantemente. Si bien el camino de un futbolista es largo, creo que con esfuerzo y disciplina todo llega. Es tan importante cumplir en lo deportivo como en el comportamiento como persona. Además, les recomendaría a todos los chicos que nunca descuiden el estudio, se pueden hacer ambas cosas a la vez, y un deportista educado siempre corre con ventaja”.