Jorge “Keto” Labriola

En esta nueva edición de “Lado B” conocemos la historia de “Keto” Labriola. Su vida entre ser jugador de Villa del Parque y su trabajo en “La Serenísima” de Trenque Lauquen.

Como en cada nueva presentación de esta sección, nos encontramos con una historia de vida que mezcla el fútbol y la vida laboral. El sacrificio de uno de los jugadores de nuestra Liga, como tantos que ya conocimos y seguiremos conociendo.

¿Cuál es tu trabajo en “La Serenísima”?

“Trabajo en la parte de la quesera, en producción, en el sector de moldeos. Allí es donde se baja toda la masa con suero para que luego se moldee. En nuestro sector hacemos todos los quesos blandos y semiduros”.

¿Hace cuánto tiempo que trabajas ahí?

“Hace seis años que estoy trabajando en Trenque Lauquen. Los primeros dos años vivía ahí, pero desde hace cuatro que vivo en Casbas, por lo que tengo que viajar todos los días, haciendo alrededor de 200 Km en mi auto”.

¿Qué días y horarios laborales tenés?

“Mi trabajo es de 8 horas diarias, pero sumándole el viaje que tengo que hacer para ir y volver serían 10 horas diarias. Trabajamos de lunes a sábados con horarios rotativos de mañana, tarde y noche”.

¿Cómo te organizas para poder entrenar?

“Por suerte el club tiene doble horario de entrenamiento, por lo que me facilita poder organizarme mucho mejor con los horarios. A veces entreno en un turno y otras veces en otro, me voy acomodando según mis horarios laborales de la semana”.

¿Qué otros trabajos tuviste?

“Trabajé seis años en una estación de servicio, fui apicultor, estuve en una florería, en una pizzería. Tuve trabajos de diferentes tipos como podrán ver”.

¿Qué papel cumple tu familia en todo este sacrificio?

“La familia es lo más importante, porque es la que te aguanta. Imaginare que yo le dedico 10 hs al trabajo y un par de horas al entrenamiento, me queda la mitad del día para descansar y poder estar con la familia. Por suerte tengo una mujer que vale oro, que sabe mi pasión por el fútbol y por eso me aguanta todas estas cosas, y no solo eso, sino que también me acompaña a la cancha y me alienta junto a mis dos hijos”.

Para finalizar…

“Quiero felicitar a CyD por destacar el sacrificio que hacemos muchos jugadores de esta liga. La mayoría no vivimos del fútbol, lo hacemos por amor y por cariño a la camiseta y está muy bueno que esas cosas se conozcan”.

“Permítanme también dejarle un saludo a Ezequiel Cazenave y a Juani Prieto. Felicitarlos por el gran trabajo que están llevando adelante en Villa del Parque, apostando por los chicos del club, que son el futuro de la institución”.